Celebra San Valentín con la compañía de un buen vino

Estamos a días del 14 de febrero, una fecha especial para celebrar el amor y la amistad. Queremos estar preparados para tener un día perfecto en compañía de nuestras personas favoritas.

Es inevitable y tradicional hacerlo con alguna rica comida o una deliciosa cena, ya sea con tu pareja o con los amigos y creemos que, adicional a lo que prepares con tu Thermomix®, uno de los mejores acompañantes, sin duda, es una botella de vino.

Existe muchísima información respecto a una cantidad interminable de botellas, pero honestamente, creo que el mejor vino que puedas tomar es el que más te guste, no importa si es caro o barato, sólo cuida que sea un producto de calidad. Para saber cómo elegir un buen vino, te damos unos tips que te dejarán como todo un experto a la hora de elegir una botella de vino.  
 Para seleccionar un buen vino, primero identifica que tipo de sabores le gustan a tu pareja o amigos, si son sabores suaves un vino blanco o rosado son la mejor opción, esto facilitará tu compra. 
Si no son tan asiduos al vino, quizá lo mejor sería empezar por alguno de cuerpo ligero y sabores frutales, un malbec argentino puede ser gran opción.

Ten en cuenta los platillos a servir, no todos los vinos maridan perfecto con todos los ingredientes.

Es una mentira que los vinos más caros son los mejores, lo que sí es que en la mayoría de los casos se garantiza que el cuidado en producción y elaboración es mayor. Los vinos consistentes con su calidad oscilan entre los 200 pesos o más.

Te recomendamos comprar en algún lugar especializado para que te hagan las mejores recomendaciones adecuadas a gustos, presupuesto y maridaje.

Si asistes a un restaurante confía en la carta, actualmente ponen más esmero para armarla. Puedes probar algún vino nacional que se salga un poco de lo común, te aseguramos que por algo están en esa selección.

Puedes confiar en tu mesero, cada vez tienen más conocimiento de causa y podrán hacerte una gran recomendación de acuerdo a los platillos que elijas, recuerda que ciertas uvas se llevan mejor con carnes, otras con pescados, etcétera. . 
Siempre que el mesero te sirva una copa para degustación, ni siquiera debes probarla para saber si el vino está en las mejores condiciones. De acuerdo a su temperatura, en caso que esté muy alta, rápidamente olerás alcohol, una sensación que pica la nariz, por lo tanto la botella debe enfriarse, también revisa si el vino está “acorchado”, olor que reconocerás a cartón mojado. En cualquiera de estos casos, puedes pedir al mesero que cambie o enfríe la botella.

Además de la uva, el lugar y el precio fíjate en los años que tenga el vino, en el caso de los blancos es mejor que no sean mayores a tres años de cosecha. Para los tintos depende si se guardaron en barrica o no, para los que no se recomienda 2 a 3 años de guarda; los que estuvieron en barrica hasta 1 año, de cinco a ocho años de guarda; los que estuvieron más de un año hasta 10 años de guarda. .

Nuestros productos han impresionado a millones de familias por más de 130 años, gracias a la superioridad, tecnología innovadora y de larga duración.