Siéntete mejor, comiendo delicioso

Las personas saben que la comida tiene un impacto en su bienestar y esto es cada vez más utilizado para cuidar lo que comen.

En 2018, la gente presiona cada vez más a las instituciones a responder con políticas que ayuden a una ingesta menor de azúcares, grasas y sales.

Para mejorar su salud, las personas evitan alimentos que tengan altos contenidos de grasa, azúcar y sal, prefiriendo aquellos que ayuden a cumplir este objetivo. Ponemos especial cuidado en seleccionar opciones de alimentos que nos ayuden a hacer más resiliente nuestro sistema inmunológico, mejorar la digestión, proveer energía, ayuden a la recuperación de los músculos y mantengan nuestro corazón sano. Incluso las instituciones de salud resaltan y están más comprometidas en la importancia de las elecciones alimenticias, orientando a las personas a tomar mejores decisiones. Esto se ha logrado en parte gracias a ciertas medidas, como la implementación de impuestos en comida chatarra.

Con los nuevos estilos de vida tan acelerados, buscamos alimentos y opciones de comidas para que impacten significativamente en la salud. Los alimentos que sirven a este propósito se llaman alimentos funcionales. Estos ofrecen beneficios específicos de salud y se cree fuertemente que ayudan a protegernos en contra de las enfermedades.
Superfoods: Es un alimento rico en nutrientes considerado especialmente benéfico para la salud y el bienestar. 
Los cereales integrales, granos ancestrales, como la chía, la espelta, la cebada y otras semillas y bayas son denominadas como superfoods o superalimentos. Los antioxidantes en estos alimentos brindan a los padres una gran razón para insistirle a sus niños a comer sus verduras y grasas omega-3 de los pescados tiene una demanda alta.

La búsqueda de opciones bajas en grasas y azúcares, representan una opción dietética para muchos, los franceses y alemanes entre 16 y 24 años son más propensos a evitar alimentos grasosos y azucarados que en los demás países.
En España también existe preferencia de evitar alimentos con elevados índices de grasas, azúcares y sal, por razones de salud. Las dietas y alimentos reducidos en grasas han perdido auge ahora que la gente está más consciente de las buenas y las malas grasas. Por ejemplo, las personas entre 55+ años consumen más grasas omega-3 para impulsar su ingesta de grasas buenas. Muchos están añadiendo a sus dietas muchos beneficios con superalimentos o alimentos funcionales. Alrededor de Europa, jóvenes entre 16 y 24 años han aumentado la ingesta de proteínas y antioxidantes.

En Alemania, 50% de los consumidores que compran alimentos funcionales lo hacen para impulsar sus sistemas inmunológicos, y el 49% comen alimentos funcionales para mantener o mejorar su digestión. 38% dicen que están motivados por mantener un corazón saludable, mientras 36% opinan que quieren aumentar sus niveles de energía. 33% tienen interés en bajar su presión sanguínea.

Los ingredientes con azúcar natural y las recetas que los utilizan, serán lo más buscado para cocinar en la búsqueda de reducir el azúcar procesado. Snacks con alto contenido de proteínas y fibra son una buena opción para potencializar la energía, particularmente como un suplemento antes o después de hacer ejercicio, ya que estos alimentos son geniales para hacer músculo y ganar masa corporal. La tendencia de preparar sus propios snacks saludable ha aumentado considerablemente. Existe mucha información en cuanto a alimentos funcionales. La sobrecarga de información puede significar que retrasemos nuestra elección positiva de alimentos o descartemos por completo algunos, y que no encontremos lo que es mejor para cada uno. Las recetas más útiles serán esas que proporcionen la información clave para ayudar a las personas a elegir, como los nutrientes clave y las dietas donde las recetas podrían ser especialmente útiles.
Estas tendencias han tenido alcance en todo el mundo y en México no es la excepción, cada vez más, encontramos en supermercados, restaurantes y en recetas Thermomix® mayor variedad de alimentos que nos ayudan a cumplir diferentes objetivos que busquemos al cuidar la salud.

Algunos ingredientes que puedes agregar a tu lista de compras:

Alimentos funcionales: nueces, semillas, ingredientes ricos en antioxidantes como el pimiento rojo, kale y brócoli.

Alimentos ricos en Omega 3:

Pescados, nueces, alimentos ricos en fibra como lentejas, frijoles, chícharos, col de Bruselas y plátano.