No temas preparar masas en tu Thermomix®

¡El paaaaaaaaaaaan! Este grito tan representativo que escuchamos por las calles de nuestro país en el momento preciso en que el panadero hace presencia y nos deleita con las ricuras del día, con una canasta enorme sobre su bicicleta y todo envuelto para evitar accidentes. Recorre calles y calles hasta terminar con la encomienda del día.

Esto me lleva a pensar ¿a quién no le gusta el pan? Una rica focaccia recién horneada con jitomate y hierbas finas con un toque de aceite de oliva… O ¿qué me dicen del pan dulce? Unas conchas súper esponjositas para chopear en el chocolate caliente ¡qué delicia! El pan es una tradición en nuestro país, ya que México es reconocido a nivel mundial como el número uno en ofrecer variedad en formas y sabores de pan. Ahora bien, ¿te has puesto a pensar toda la maquinaria que hay detrás de una panadería industrial? O ¿todo el esfuerzo que hace el panadero artesanal que amasa y amasa y vuelve a amasar? Te tengo noticias… ¡Con Thermomix® no tienes de qué preocuparte!

Hacer pizza casera es “pan comido” ya que en tan solo 2 minutos tendrás en el punto perfecto la masa para tu pizza, inclusive si quisieras añadirle algún tipo de condimento, como por ejemplo ajo y parmesano o qué tal hierbas finas y orégano… Y los toppings son solo cuestión de gustos. Diseñar tu propio pan de caja dejó de ser un sueño y se ha convertido en una realidad, puedes ponerle granos deliciosos y transformarlo en un pan selecto y nutritivo para toda la familia, un pan único que nadie más podrá tener tan rápido y fácil como tú, claro, tú que tiene Thermomix®. Puedes ser la estrella de la repostería luciéndote con unos deliciosos volcanes de chocolate que estarán listos para deleitarse en tan solo 7 minutos y ¡no sabes los halagos que recibirás! Definitivamente los mejores en su categoría. Esos bollitos que tanto nos gustan en los restaurantes que están rellenos de queso crema, ahora podrás tenerlos en casa para acompañar la comida diariamente, solo imagina la cara de los tuyos cuando los prueben… ¡Ya me vi!

Podría seguir y seguir platicándote mi experiencia con Thermomix® y la panadería, y de verdad nunca acabaría, cada receta, cada momento vivido y cada cara de satisfacción de los míos no los cambio por nada. Es momento de que tomes la decisión de unirte a este mágico mundo y que logres hacer tu vida mucho más sencilla, pero sobre todo, que comiences a experimentar el poder tener el pan que tú quieras en el momento que tú quieras sobre la mesa y disfrutar de risas y apapachos siempre en familia ¿estás listo?